Música, películas y cómic gratis online, llegó el Dominio Público

www.dedominiopublico.org¿Buscando dónde poder escuchar música online, o ver películas gratis sin registrarte? La plataforma Freedifusion ha lanzado una web (www.dedominiopublico.org) basada en las obras de Dominio Público, un espacio donde podréis encontrar entre otras cosas música online para escuchar y descargar de artistas que se encuentran en el Dominio Público, o bien de artistas que ofrecen su música gratis a través de sus canales oficiales. No encontraréis aquí a Britney Spears o Justin Bieber, y seguro que lo agradeceréis, pero sí encontraréis maravillas como el primer disco de la Velvet, la discografía completa de Nina Hagen, discos de Chuck Berry, Ricky Nelson, Robert Johnson y un larguísimo etcétera, además de otras bandas actuales que han ido incluyendo a petición de las mismas. Todo a un simple click, sin
registros y sin publicidad (esperemos que ésto dure).

La página tiene también secciones dedicadas a las series de televisión, a las películas online (disponen de más de trescientos títulos), a libros y cómics para leer y descargar online y videojuegos clásicos de los 80 y 90 a los que se puede jugar directamente desde la página. Resulta bastante práctico el poder echar un vistazo a libros y cómics antes de descargarlos, para conocer un poco la obra antes de proceder a la descarga. Podéis acceder a todas esas secciones pinchando en los link que hay repartidos por el párrafo anterior.

El Dominio Público es un concepto según el cual, transcurridos una determinada cantidad de años,
los derechos de las obras artísticas pasan a ser de Dominio Público. La cantidad de años varía dependiendo de si se trata de una obra individual (como sería una novela) o colectiva (como sería una película), pero principalmente dependiendo de la legislación de cada país. Generalmente oscilan entre 70 y 80 años desde la muerte del autor (obras individuales) o el estreno-edición de la obra (obras colectivas), pero desde hace algún tiempo, las batallas legales que llevan a cabo las grandes productoras para evitar que las obras antiguas caigan en el Dominio Público han logrado frenar la liberalización de infinidad de obras cinematográficas. Los herederos de Charles Chaplin (que han dedicado su vida entera solamente a intenta vivir de los derechos de la obra de su abuelo) y la factoría Disney (el lobby más poderoso, que además hace donaciones frecuentes tanto al Partido Republicano como al Partido Demócrata para garantizarse siempre leyes favorables a sus pérfidos intereses) son posiblemente los ejemplos más visibles de zancadillas a la Cultura Libre.

 

 

Comentarios

Música, películas y cómic gratis online, llegó el Dominio Público — 1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.