Modificando una Strat (V – Mástil)

Tenemos un cuerpo de Stratocaster recién pintado y pulido, pero no hemos llegado hasta aquí para detenernos ahora. Nuestra intención actual es montar un nuevo mástil a la guitarra. El mástil original, de arce con diapasón de palorrosa, no tenía ningún problema, soportaba bien la tensión de las cuerdas. Sin embargo aprovecharemos el cambio de mástil para hacer dos modificaciones realmente funcionales en la guitarra; montar unas buenas clavijas de afinación y poner una cejuela de calidad.

Nuestra intención será conseguir una Stratocaster de formas clásicas, apta para blues y rock, y que no se desafine nunca, a ser posible ni siquiera cuando utilicemos el trémolo. Por ese motivo, intentaremos emplear nuevas piezas que nos lo permitan con facilidad de montaje. Por ejemplo, montar un puente Floyd Rose en un cuerpo de Stratocaster es posible, pero requerirá un delicado trabajo de ebanistería sobre el cuerpo de la guitarra que solamente debería hacer un luthier profesional. Montar un golpeador con pastillas HSH activas es posible, pero perderíamos el espíritu de una Stratocaster clásica (además de tener que buscar solución a la ubicación de la batería). Cuando deseeis hacer alguna modificación de este tipo, pensad antes con cuidado en todos los trabajos que requerirá.

Buscamos en el mercado un mástil de nuestro gusto. Finalmente nos decidimos por un mástil para zurdos de arce, con diapasón de arce barnizado y pulido, sin escalopear, con la pala clásica de Stratocaster. Antes de comprarlo comprobamos antes todas las dimensiones del mástil nuevo y las comparamos con el mástil original de nuestra guitarra. Fundamental que las dimensiones en la parte baja del mástil nuevo (la zona donde se atornillará al cuerpo) coincidan con las del original, de lo contrario será necesario realizar un trabajo realmente complicado sobre las maderas. Al ser un mástil para zurdos montado sobre un cuerpo para diestros, lograremos que el clavijero apunte al cielo, como los modelos Jimmy Hendrix de Fender. Eso sí, hay que tener en cuenta que la cejuela estará preparada para zurdos y habrá que darle la vuelta, ya que las muescas para las cuerdas tienen medidas concretas en cada caso.

Comprobamos cómo calza el nuevo mástil sobre le cuerpo recién pintado de nuestra guitarra. Aparentemente el ajuste es perfecto, pero da la impresión que el diapasón queda demasiado alto. Para comprobarlo, haremos un premontaje del mástil. Presentamos las dos piezas juntas, mástil y cuerpo, y aseguramos la unión cuidadosamente (con las manos, con pinzas de carpintero o con lo que tengáis a mano). Con una broca muy pequeña, marcamos la posición de los cuatro agujeros del cuarpo sobre la parte trasera del mástil. Colocamos de lado el mástil de la guitarra para colocar la broca al lado como en la foto de abajo. Marcamos la profundidad máxima de la broca con un trozo de cinta adhesiva. De este modo, no nos pasaremos taladrando hasta llegar al diapasón. Taladramos las cuatro marcas hasta la profundidad marcada. Montamos cuerpo y mástil con sus cuatro tornillos y su placa, dejándolo bien apretados. Montamos el puente de la guitarra e intentamos comprobar al altura del diapasón; en efecto, demasiado alto. Retiramos el mástil y lijamos cuidadosamente el tacón posterior del mástil. Emplead siempre una pieza plana para utilizar como taco de lijado, ya que os permitirá ser más regulares en este trabajo. En nuestro caso ha sido necesario lijar casi 2mm de mástil para conseguir la cota adecuada.

Os dejamos un enlace a una página donde os explicarán cuidadosamente cómo comprobar todos los ajustes de mástil en una Stratocaster. https://aprendizdeluthier.com/instalacion-del-mastil-en-una-guitarra-tipo-stratocaster/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.