Modificando una Strat (I – Lijado)

Seguro que has pensado infinidad de veces en cambiar el color de tu guitarra, darle otro aspecto o cambiarle alguna pieza que pueda mejorar su sonido o su estética. En Locales de Ensayo Madrid – La Perrera vamos a transformar una vieja guitarra china tipo Stratocaster en una pieza única mientras os contamos el proceso.

Comenzamos con el desmontaje de la guitarra, hasta dejar el cuerpo de madera libre de cualquier otra pieza. Las guitarras tipo Strat con 22 trastes necesitan retirar el mástil antes de poder retirar el golpeador. Primero aflojaremos las cuerdas gradualmente para liberar el mástil de tensión. Cuando las 6 cuerdas estén flojas podremos retirarlas y desenroscar los cuatro tronillos que sujetan el mástil al cuerpo.

Retiraremos el golpeador y la tapa posterior con cuidado. Comprobaréis que unos cables salen hacia el jack. También es frecuente que otro cable slaga hacia la parte trasera y se conecte a los tensores del puente. Con un soldador de estaño eliminaremos estas soldaduras y podremos retirar totalmente el golpeador y el jack sin dificultad. Desatornillando la placa metálica que hay en la parte trasera, los muelles del trémolo perderán tensión y podremos retirar el puente (que en su parte delantera llevará seis tornillos). Solamente faltará quitar las dos piezas metálicas que sujetan la bandolera de la guitarra y habremos acabado esta parte, que no debería llevarnos más de veinte minutos.

El paso siguiente será el de lijar el cuerpo de la guitarra en función del acabado que deseeis darle. Para dejar un acabado transparente o traslúcido, ya sea a base de tinte+barniz o tinte+cera, será necesario retirar el 100% de las capas de pintura que tenga la guitarra, hasta dejar desnuda la madera del cuerpo. La eliminación de la pintura se puede hacer por calor, decapado químico o lijado. Si en cambio nuestra intención es aplicarle un fondo de color opaco, no será necesario eliminar totalmente las capas existentes y empezaremos lijando.

Eliminación de pintura por calor: con ayuda de una pistola decapadora aplicaremos calor con cuidado de no quemar la madera. Poco a poco y con ayuda de una espátula podremos retirar láminas de pintura hasta dejar el cuerpo en madera. No es recomendable si no teneis experiencia en decapado con pistola por el riesgo de quemar la madera. Y por supuesto es innecesario si la guitarra se va a pintar de un color opaco.

Eliminación de pintura con decapante: el empleo de decapantes químicos (a la venta en droguerías y almacenes de construcción) es una alternativa válida, ya que los decapantes no penetran en la madera. Se aplica una capa de decapante (observando todas las indicaciones de seguridad del fabricante) y se espera. Al cabo del tiempo indicado en el envase, comprobareis que una espátula es capaz de eliminar la pintura. Eso sí, no se recomienda hacer varias aplicaciones sucesivas si se quiere proteger la madera. Innecesario si se va a pintar la guitarra de color opaco.

Eliminación de pintura por lijado: Tanto si la guitarra va a tener un acabado transparente, traslúcido u opaco, en todos los casos la parte final del trabajo será el lijado. Si la guitarra ya ha pasado por una fase previa de decapado, empezaremos con lijas de 150 hasta que apenas veamos restos de pintura y acabaremos dejándola lisa y sin pintura con lijas de 300. Si en cambio, como en el caso que nos ocupa, vamos a darle un acabado opaco, empezaremos lijando directamente con lijas de 100. Cuando hayamos retirado algunas capas de barniz pasaremos a 150 y acabaremos con la lija de 300. Lijad siempre en el sentido de la veta, ayudados por un taco de madera siempre que sea posible, y evitad lijar en círculos, ya que eso generará marcas muy características sobre la madera.

Observad el cuerpo de la guitarra con buena luz y desde muchos ángulos diferentes, y sobre todo pasadle muchas veces las manos sin mirar, ya que el tacto nota imperfecciones que se escapan a la vista. Cuando notemos que está suave al tacto y carece de marcas visibles de lijado podremos pasar a la fase de imprimación y pintado. A estas alturas ya habréis descubierto que las Stratocaster tienen un agujero bajo la placa que sujetaba el mástil, que aprovecharemos para pasar un cable que nos permita tener colgado el cuerpo de la guitarra durante todo el proceso de pintado (continuará).

 

Comentarios

Modificando una Strat (I – Lijado) — 1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.